Hay cosas que calientan el alma, como el té y como el café. Pero también hay colores que te calientan la vida, como el coral. Por eso he creado una categoría solo para quienes sufrimos de fríos y queremos un poco de calor pero sin desechos. Un té, un café y el gusto de una manta deliciosa para terminar lo que estamos creando. Simples cosas que te calientan el alma.