• Kikuyo Ecuador

Las rosas de mi abuela

Actualizado: ago 2


Una puerta que se abría con fuerza te invitaba a entrar a una cocina mágica en la San Ignacio. Tengo grabados los mesones blancos donde recorrían rodillos, ollas, masas y una serie de platos de una casa que siempre estaba llena de risas, poemas y niños. Al patio de mi abuela salías por la puerta de esta majestuosa cocina. Era rectangular y se extendía hasta el fondo donde había un rosal. Todavía lo puedo oler desde ese rincón.


Las rosas quiteñas tienen una característica muy especial, se deshojan con facilidad y son de una suavidad que no se compara con ninguna rosa. Y el olor, me van a disculpar que repita tanto, pero el olor de una rosa quiteña es algo que trasciende todas las sensaciones.


Desde que empezó la emergencia me refugié en la finca familiar y empecé a experimentar mucho con las diferentes especies de plantas que hay ahí.


Así nació mi agua destilada de rosas para la cara. No soy muy vanidosa pero desde hace un tiempo me he dado cuenta que me levanto con los ojos un poco hinchados y descubrí que ponerse hielos como un ritual en la mañana ayuda muchísimo a desinflamar. Así que me lancé a probar con agua de rosas del jardín.


Les dejo la receta por si se animan 😉⁠

Ingredientes

2 tazas de pétalos de rosa de jardín (no puede ser la de plantación porque no sabes si tiene químicos)⁠

1 olla con su respectiva tapa ⁠

1 pyrex redondo que entre en la olla, no debe flotar⁠

Hielo (por lo menos unas tres cubetas)⁠

1 litro de agua de filtro⁠

1 cubeta vacía⁠

Proceso:⁠

1) Poner el pyrex en el centro de la olla⁠

2) Alrededor del pyrex poner el agua y SOLO los pétalos de rosas previamente lavados⁠

3) Poner la olla sobre la hornilla a fuego bajo⁠

4) Poner la tapa dada la vuelta sobre la olla. La forma cóncava de la tapa debe estar viendo hacía arriba.⁠

5) En el centro de la tapa ponen el hielo⁠

6) Cuando el agua empieza a hervir sube el vapor y al tener el hielo en el centro de la olla, las gotas se concentran ahí y caen sobre el pyrex.⁠

7) Cuando ya tengan suficiente agua destilada de rosas dentro de pyrex, apagan, dejan que se enfríe y ponen en la hielera.⁠

8) En la mañana, se pasan suavesito el hielo por la cara, les ayuda mucho a reducir la inflamación y de paso les refresca para el día 😉💚🌱⁠



36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo